-“¡Vaya nombre! Llamándote “Desastre” a ver quién se fía…”

Por suerte, no mucha gente hace caso a ese comentario y sí se fía de mí, jejeje.

Much@s puede que queráis saber de donde sale este nombre, es muy simple: Cajón Desastre. Ya había algún cajón desastre por internet, así que quité el cajón y me quedé con el desastre. Francamente, no sé si lo estoy arreglando, jajaja.

Os explico, me gusta hacer muchas cosas distintas, me gusta saber de muchas cosas distintas, y un cajón desastre siempre acaba lleno de cosas que no tienen un lugar concreto pero las queremos guardar. Aquí viene, me gusta guardar todo aquello que me parece interesante; tanto puede ser un tutorial para una manualidad, como por qué un niño puede llegar a reaccionar de cierta manera, o de donde viene esa palabra que me ha parecido curiosa, o incluso la descripción y características de un animal.

Ahora este cajón lo estoy centrando un poco en manualidades, niños e inglés. Pero no por eso dejo lo demás de lado, sólo que estos 3 elementos los he enfocado de manera profesional y el resto se queda más en lo personal.

Espero que no hayáis huido después de estos párrafos, y en lugar de asustaros por el “Desastre”, os haya entrado la curiosidad de descubrir todo lo que tengo para contaros.

p.d.: el motivo de nombrarme Lil no es únicamente un motivo, así que si un día me pilla inspirada, ya os lo cuento, jeje.