Clases para que los niños aprendan a utilizar de manera práctica y divertida los conocimientos de inglés que ya tienen, y por supuesto, aprendan más. Este aprendizaje se realiza a través de juegos, además de muchas actividades didácticas y dinámicas.

Estas clases se plantean a partir de experiencias propias enseñando a niños, comprobando que, al igual que los adultos, son más receptivos al aprendizaje cuando sienten que lo que se les está explicando les sirve, y por supuesto, cuando se divierten.

El objetivo, con este tipo de enseñanza, es que los niños asimilen y aprendan un idioma que les va a ser útil para su presente y su futuro.